Albóndigas de bacalao en salsa verde.

Las albóndigas de pescado son uno de los platos más clásicos en el sur de España debido a su origen árabe. Este plato también puedes acompañarlo con patatas fritas o cocidas. Otra buena idea es mezclar las albóndigas con arroz blanco u otro tipo de pasta.

INGREDIENTES:

  • 500 g. de lascas de bacalao desalado.
  • 2 huevos
  • 50 ml, de leche entera
  • 50 ml de vino blanco (para empapar el pan)
  • 100 g. de pan duro (o pan de molde sin corteza, puede ser sin gluten)
  • Harina para rebozar (puede ser sin gluten)
  • 1 diente de ajo
  • Un manojo de perejil fresco
  • 1 cebolla
  • 150 ml, de vino blanco (para el sofrito)
  • 1 l. de caldo de pescado y sal (al gusto)

(NOTA: Para la salsa se puede añadir guisantes y puntas de espárragos verdes o blancos).

 

Empieza picando las lascas de bacalao, para que se aprecien los trozos del pescado, a gusto del paladar. Pon a remojo trozos de pan duro, acompáñalo con vino blanco y leche. Déjalo un rato, hasta que el pan coja el sabor, después escúrrelo bien y añádelo a un bol junto con el bacalao, los huevos, 4 o 5 ramitas de perejil finamente cortado y la sal.

Cuando todos los ingredientes del bol estén bien mezclados, coge una masa y forma bolas (si la masa es demasiado liquida añádele pan rallado). Pasa a enharinar las bolas y déjalas aparte. De mientras ve preparando la salsa.

Para la salsa: corta en trozos pequeños el ajo y la cebolla. Añádelas a una cazuela ancha con aceite de oliva (4 cucharadas) ya caliente. Sofríelo a una temperatura media hasta que la cebolla esté casi transparente. En este momento añádele perejil fresco (tienes que cortarlo muy fino), vino y sazónalo. Déjalo cocer 5 minutos para que se evapore el alcohol. Cuando esté listo, añádele el caldo de pescado durante y dejamos cocer 15 minutos más.

Ahora es el momento de freír las albóndigas hasta que queden doraditas. Para ello, mételas en una sartén con bastante aceite y déjalas durante 4 minutos por cada lado.

Cuando estén listas, retíralas  y usa papel de cocina en el plato para eliminar el exceso de aceite e incorpóralas a la cazuela de la salsa. Cocínalas durante 1 o 2 minutos más y retira la cazuela del fuego. Es hora de servirlas en tu plato ¡mejor calientes!

Albondigas de bacalao en salsa verde

Ya tienes preparado un plato perfecto, ligero y bajo en grasa, para el comienzo del verano. ¡Que aproveche!

Envía http%3A%2F%2Fasadorarriaga.com%2Falbondigas-de-bacalao-en-salsa-verde%2F por email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

10 + 16 =